Profesionales de Aleo Vitro y de IDDTEK comparten su experiencia en las mesas sectoriales de Gaztedi Txorierri para ayudar a las personas jóvenes a elegir su camino profesional

Profesionales de Aleo Vitro y de IDDTEK comparten su experiencia en las mesas sectoriales de Gaztedi Txorierri para ayudar a las personas jóvenes a elegir su camino profesional

La importancia de la actitud a la hora de empezar el camino profesional, todos los perfiles que intervienen en el diseño y creación de una pieza en una empresa industrial, el camino del emprendimiento y de la creación de una empresa, y muchas otras cuestiones fruto de la experiencia personal, han sido protagonistas este año en las mesas sectoriales del programa Gaztedi Txorierri,celebradas el 20 y 22 de enero en Politeknika Ikastegia y dirigidas a alumnado de primer curso de Bachiller.

Hasta allí se acercaron, en distintas jornadas, Eneko Ochoa y Antonio Laso, de la empresa de biotecnología Aleo Vitro; e Irene Rodríguez, de la empresa de servicios de ingeniería IDDTEK.

Los encuentros forman parte del programa Gaztedi Bizkaia (cofinanciado por la Mancomunidad deServicios de Txorierri y la Diputación Foral de Bizkaia), que tiene como objetivo ayudar a las personas jóvenes a tomar decisiones sobre adónde quieren encaminar sus carreras y los pasos formativos que deben dar. Con las mesas sectoriales, personas profesionales comparten su experiencia con estudiantes, para ayudarles a hacerse una mejor idea de cómo es el mundo laboral, y las distintas opciones académicas para llegar a trabajar en las profesiones que les gustan.

Estas actividades tienen también como objeto dar a conocer las profesiones y las empresas con una clara orientación hacia las formaciones STEM (Ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas), por la previsión a futuro de que la demanda de empleo sea mayor en esta rama, fomentando a su vez la igualdad de género.

Aleo Vitro: de la incubadora del Parque Tecnológico a un proyecto propio

Eneko Ochoa y Antonio Laso relataron cómo habían llegado a fundar Aleo Vitro. Ochoa contó que siempre le habían gustado las plantas, y que por eso comenzó estudiando un ciclo formativo en botánica en Arkaute, para posteriormente terminar la licenciatura de Biología en la Universidad de Alcalá de Henares. Laso, por su parte, estudió Ciencias Químicas y marchó a Japón con una beca de post doctorado.

Sus caminos se cruzaron en la incubadora de empresas del ParqueTecnológico de Zamudio, en 2008, y ya en 2012 comenzaron a dar los primeros pasos para crear su propia empresa. Gracias a la ayuda y al apoyo de distintas personas, como el director de Biokabi, Fernando Bovedilla, en 2014 nacía Aleo Vitro, con ellos dos como socios.

Hoy, 3 hombres y 3 mujeres forman la empresa, que es agente colaboradora para la recuperación de especies vegetales en peligro de extinción como la Artemisa–que sólo crece en Sierra Nevada-y el lúpulo, extinguido en Bizkaia y recuperado por propagación in vitro. Además, realizan análisis de perfiles metabólicos para deportistas de élite, y análisis químicos de muestras relacionadas con fármacos y otros principios activos. Dentro de esta línea de trabajo, además, colaboran con la Fundación Billy Melinda Gates en el desarrollo de fármacos económicos para erradicar la malaria en el mundo.

IDDTEK:del diseño al servicio técnico en la realización de piezas industriales

Irene Rodríguez, por su parte, contó cómo, tras terminar en 2004 el ciclo formativo en grado en diseño mecánico, fundó su propia empresa de servicios de ingeniería, IDDTEK, donde a día de hoy trabajan 48 personas con titulaciones de ingeniería y de ciclos formativos en diseño de fabricación mecánica, diseño industrial y robótica.

Profesionales de todos estos perfiles llegan a intervenir en las diferentes fases de la realización de una pieza en una empresa industrial, desde la idea hasta el servicio técnico. Así, Rodríguez expuso, de forma muy detallada, como son todos estos puestos que intervienen en el diseño, el cálculo, la realización del prototipo y la producción dela pieza.

Además, aportó a las personas jóvenes las claves que, según su experiencia, son importantes a la hora de encontrar empleo y de crecer profesionalmente. Y resaltó que, aunque un 15% de las posibilidades las ofrece el conocimiento, y un 35% la experiencia, la actitud es lo más importante y cuenta hasta un 50% en esas posibilidades.