El salario emocional

El salario emocional

Si las personas aportamos no solo nuestro conocimiento y saber hacer, sino también nuestro valor como personas, nuestras competencias, se podría llegar a la conclusión, de que las personas también buscamos un lugar donde se impulse nuestro desarrollo personal y profesional. El salario económico no garantiza más implicación, compromiso o que se potencie la creatividad de una persona, se busca algo más, se necesita algo más, ese plus lo ofrece el salario emocional.

El salario emocional son todos esos pluses que ayudan a incentivar de forma positiva la imagen que tiene la persona de su ambiente laboral, que incrementan su participación y satisfacen su desarrollo personal y profesional. Estas retribuciones no económicas pueden llegar a convertirse en un factor fundamental, para la persona (fuente de motivación) como para la organización (retención de talento).

salario emocional, empleo y motivación

¿Cuáles podrían ser esos incentivos del salario emocional?

Podríamos decir que todas aquellas gratificaciones no económicas que percibe una persona se transforman en salario emocional. Pueden ser acciones concretas, individuales o grupales, dependiendo de cada persona, de cada organización.

  1. CONCILIACIÓN FAMILIAR: Dado el alto grado de implicación y compromiso que se requiere en determinadas empresas, un parámetro que condiciona a las personas para poder dar el máximo de su potencial es poder compaginar su vida personal y profesional. Crear esquemas que faciliten este equilibrio beneficiará a ambas partes.
  2. PARTICIPAR EN LA TOMA DE DECISIONES: Puede ser que las líneas estratégicas de una organización vengan marcadas por la propia Dirección, pero la ejecución de las mismas es función de los equipos, es por ello que fomentar la participación de todas las personas en la toma de decisiones permite hacer suyas las directrices y genera un mayor nivel de compromiso.
  3. RECONOCIMIENTO PROFESIONAL: Un excelente incentivo emocional puede ser reconocer en un entorno informal, un trabajo bien hecho, a la vez que destacar en un evento corporativo el éxito de un proyecto grupal, puede llegar a convertirse en un potente estímulo para que todo el departamento continúe esforzándose diariamente.
  4. APRENDIZAJE CONTINÚO: Las empresas que apuestan porque las personas crezcan profesionalmente, son empresas con futuro, facilitar el acceso a programas que amplíen nuestros conocimientos, nos hace sentirnos personas competitivas en el mercado, ello enriquece nuestra proyección y la de la empresa.
  5. PROMOCIÓN INTERNA: Percibir que tenemos posibilidades de crecimiento dentro de una organización nos hace sentirnos mucho más felices. Tener una visión de futuro es un gran revulsivo para nuestro crecimiento personal y profesional.
  6. CLIMA LABORAL. Para finalizar, citar uno de los factores que más influyen en la consecución de que ese entorno de motivación y ganas de hacer bien las cosas se contagie y se convierta en el estandarte de una empresa. Generar un clima laboral saludable será el gran plus que de sentido al salario emocional.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>