ATOMIKA STUDIO, LA AVENTURA DE EMPRENDER

ATOMIKA STUDIO, LA AVENTURA DE EMPRENDER

Aunque la aventura empresarial de Atomika Studio ha durado catorce meses, según GEM, (Global Entrepreneurship Monitor), el ciclo de vida de la nueva empresa no supera los dos años y apenas 4%  supera los cinco. Sus tres fundadores -Aimar Ruiz, Jon Goikuria y Unai Langarika- están satisfechos de lo aprendido al trabajar por cuenta propia. Se instalaron en en el Palacio Larragoiti, vivero de empresas del Txorierri situado en el polígono industrial del mismo nombre.  La experiencia les deja un sabor agridulce: aunque ahora tomarán otro camino, “emprender te aporta conocimiento, te quita el miedo a la empresa”, apunta Jon.

Para crear esta agencia de diseño, comunicación y vídeo, recibieron la asesoría de Egaz Txorierri, en materia de desarrollo da la idea de negocio y gestión empresarial básica. También se les proporcionó apoyo para la solicitud de las ayudas públicas al emprendizaje.

Como a muchas otras personas emprendedoras, recurren a la palabra “crisis” para explicar por qué apostaron por una empresa propia. “El inicio fue muy bien, teníamos proyectos asegurados desde el principio, cogimos la marcha en seguida”, apunta Aimar.

El trabajo del que más orgullosos están es el vídeo para los carnavales de Sondika que les encargaron, así como el que hicieron para un establecimiento de hostelería. También realizaron la web del cantante Imanol Gallarzagoitia. “Cada trabajo ayuda a ir conociendo más gente, que a su vez te puede llevar a otras personas”, explica Jon.

emprender, caso de Atomika Studio

La búsqueda de clientes

“Hay que estar siempre con el chip puesto”, dice Aimar. Precisamente, la actividad comercial es el punto más complicado, en su opinión, para una empresa naciente.  En su campo, además, la falta de tamaño les dificultaba llegar a empresas grandes, que han visto son las que más valoran la imagen y la comunicación. “Las empresas grandes saben que van a tener que invertir dinero, pero a las pequeñas les suena a gasto, y no lo ven tan necesario”, afirma Jon. El frecuente intrusismo laboral en materia de comunicación y marketing, también, es un obstáculo.

Aun así, la experiencia les ha servido para saber “qué se mueve detrás de cada empresa” y tener un mejor conocimiento del mercado”, añade Jon. “Conoces gente, siempre te van a acabar llamando, mi ilusión es seguir haciendo proyectos”, añade Aimar.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>